Blog

¿Ya sabias que hay un impuesto digital en México?

¿Qué es el impuesto digital?

Se refiere a las reglas administrativas que estableció el SAT (Servicio de Administración Tributaria) para las plataformas digitales, que entran en vigor en 2020.

El Congreso de México, aprobó en diciembre de 2019 modificaciones para la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), en ellas incluye una sección titulada “de los ingresos por la enajenación de bienes o la prestación de servicios a través de internet, mediante plataformas tecnológicas, aplicaciones informáticas y similares”.

Por su parte también se modificó la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA), en el capítulo que se denomina: “de la prestación de servicios digitales por residentes en el extranjero sin establecimiento en México”, que comprende disposiciones generales y una sección de los servicios digitales de intermediación a terceros.

¿Qué significa esto? Que a partir de estas modificaciones, las plataformas tecnológicas tienen responsabilidades tributarias en cuanto a IVA y en algunos casos al ISR.

Además, debemos aclarar que estos impuestos se aplican en tiendas de comercio electrónico mexicanas que vendan en territorio nacional. En caso de que la tienda virtual no se encuentre en México, los productos pueden o no estar exentos de estas u otras obligaciones fiscales y es recomendable que consultes directamente con un asesor calificado.

¿El comercio electrónico paga IVA?

Sí. Los ecommerce mexicanos están sujetos a pagar el IVA en función al tipo de producto que venden. El IVA suele ser incluido en el costo del producto que se ofrece en la tienda online y por ello, al ser absorbido por el consumidor final, no implica un cobro extra por parte de la tienda virtual.  En México, la tasa normal añadida al costo del producto es del 16%, y es añadido en situaciones como:Venta de productos en territorio nacional

  • Renta de productos o inmuebles únicamente en el país

  • Prestación de servicios por parte de un particular

  • Importación de bienes y/o servicios

Esta cantidad se va a cobrar en cualquier transacción legal realizada en el territorio mexicano al momento de que el cliente adquiera uno de sus productos vía electrónica y salga el envío desde este país o cuando el cliente adquiera de manera física el producto en un establecimiento y sea entregado en sus manos. Debemos aclarar que no importa que el servidor bajo el que está la tienda virtual no sea mexicano; si la tienda tiene su base en México, el IVA será parte de su precio.

Plataformas con impuesto digital

Se contempla que las plataformas tecnológicas que tendrán el impuesto digital son aquellas en las que las personas reciban:

1) La descarga o acceso a imágenes, texto, información, video, audio, música, películas, juegos, que incluyen los juegos de azar, así como otro contenido multimedia, ambientes multijugador. También incluye tonos móviles, visualización de noticias en línea, información sobre el tráfico, pronósticos meteorológicos y estadísticas.

En este apartado entran las plataformas de streaming, como Netflix, Amazon Prime Video, HBO Go, entre otras. De igual manera incluye Spotify, YouTube, Amazon Music y algunas más.

En esta clasificación no aplica la descarga o acceso a libros, periódicos y revistas electrónicas.

2) Los de intermediación entre terceros que sean oferentes de bienes o servicio y los demandantes de estos.

En este caso se contemplan las plataformas de transporte que utilizamos, las aplicaciones que te ayudan con envíos de comida o productos. No se consideran aquellos servicios de intermediación que tienen por objeto la compraventa de bienes muebles usados.

3) Clubes en línea y páginas de citas.

Entre otras cosas, la nueva ley mexicana de comercio electrónico dispone:

  • El uso de la publicidad: No debe ser engañosa, debe estar identificada como publicidad o ser fácilmente legible que la misma es publicidad, deben aparecer los precios en pesos mexicanos y el idioma debe ser el español.

  • Términos y condiciones: Toda la información oficial que debe aparecer en este apartado sobre tu ecommerce y las políticas de compra, uso y devolución.

  • Características de los productos o servicios: Incluidas dimensiones, tiempos de entrega y alcance de los servicios y/o calidades de los productos.

Si quieres aclarar tus dudas sobre el impacto real que este impuesto tendrá sobre tu ecommerce, te recomendamos ampliamente que revises la información oficial sobre Plataformas Digitales del Servicio de Administración Tributaria.

Artículos Relacionados: